Tags

, , , , , ,

Comida y emociones:

¿Cuántos de nosotros nos hemos propuesto hacer dieta y nos cuesta mucho trabajo o simplemente dejar de comer ciertos alimentos que hemos convertido en malos hábitos alimenticios?

¿Pueden creer que no solamente se trata de bajar de peso?, sino que hay razones de mayor fuerza las que nos impiden llegar a nuestro objetivo la felicidad y sentirnos bien con nosotros mismos y es por el simple hecho de que todo se basa en las emociones.

Puedes hacer dieta y bajar 28 kilos pero esa no es la solución del problema, no es el peso el que impide algo, ya que le cargamos al peso ideas y emociones.

Existen 4 tipos de comedores:

  • Comedor compulsivo: Come todo el día sin conciencia
  • Comedor emocional: responde a toda emoción incomoda comiendo, estar feliz puede ser incomodo, estar aburrido comes.
  • Comedor restrictivo: cuenta las calorías, esto si me engorda, esto no me engorda
  • Comedor natural: se come un pastel de chocolate y lo deja

¡Más que el metabolismo es la forma!

  • Finalmente la comida la usamos para no sentir, para escaparnos.

Tenemos que identificar el tipo de hambre que tengamos:

  • Hambre física: hambre que se siente en el estomago
  • Hambre emocional: no se  que quiero pero abro el refrigerador.

Descubre tu hambre, ¿cómo se siente?, ¿cómo es para ti tener hambre?

  • Deja de comer cuando estas satisfecho.
  • Estar satisfecho emocionalmente

El paladar: Comes lo que quieres comer para dejar al paladar satisfecho y dejar q la sensación de satisfacción llegue pleno

Compulsión y atención no van de la mano. Si pongo atención quito la compulsión, comer lento, probar, saborear, oler la comida.

Finalmente tenemos que estar conscientes de lo que comemos y dejar de comer cuando estamos satisfechos y volver a la sensación corporal de tener hambre y aprende r aponer límites, porque si ponemos límites desde la comida, será un comienzo para poner límites en cualquier ámbito de la vida diaria.