Tags

, , , , ,

Si bien en el apartado de Kabbalah les he compartido algunas historias cortas pero fáciles de entender y que nos dejan pensando un rato sobre nuestras acciones. Hoy les comparto este relato que he encontrado y me parece brillante y bastante útil para hoy en día, ya que ¿cuántas veces no dejamos de estar con las personas que queremos por el simple hecho de estar molestos? para ello es esta reflexión.

A veces la acción más proactiva que podemos llevar a cabo en un conflicto es alejarnos. Todos tenemos esas situaciones con personas en las que las cosas se calientan, y la otra persona llega a su límite, o está a punto de hacerlo. Puede ser muy destructivo alimentar este fuego. Muchas veces es útil tomar algo de espacio, dejar que la persona se “enfríe”, y regresar de nuevo una vez que se haya obtenido otra perspectiva.

Sin embargo, sé claro en lo siguiente: la espiritualidad es compromiso. Aunque nos hayamos alejado, no queremos dejar a la persona fuera de nuestras mentes, ni de nuestros corazones. Aunque la otra persona puede tener problemas en los que necesite trabajar, si está en nuestra película, entonces hay una razón y una oportunidad para hacer una corrección.

@yehudaberg_esp