Tags

, , , , , , , , , , , , , , , ,

No hay pérdidas más grandes que otras, ya que la pérdida que tú vivas esa es la peor. Ya estamos cansados de escuchar, bueno pero hay quien está peor que tú.

No hay varita mágica para quitar el dolor.

La mejor manera de honrar a quien se ha ido es seguir con su legado, si se esforzó por hacernos felices, por qué pagarle su muerte con nuestra infelicidad.

¿Cuánto tiempo tarda uno en recuperarse de una pérdida?

No hay recetas o tiempos determinados, cada situación es como un traje a la medida.

Etapas del duelo:

Primera etapa de un duelo es la negación: Al principio la negación es un mecanismo de defensa. Pero se convierte en tu peor enemigo para salir de la negación y este proceso duele.

Segunda etapa es el enojo: Ese enojo se puede convertir en depresión. El coraje se debe trasmutar, EL ORIGEN DEL SUFRIMIENTO ES QUE TU QUIERAS QUE LA REALIDAD SEA DE UNA MANERA Y ES DE OTRA (BUDA)

Aunque este roto tu corazón tienes que oír más el latido de tu propio corazón que la ausencia y el silencio de alguien que no está a tu lado

Tercera etapa la negociación con la vida: Aquí entran las promesas, pero si tu negociación es para que se deshaga lo que ya pasó. No va a haber resultados, tienes que negociar para mejorar.

El acero de las espadas se templa a temperaturas altísimas, pero ahí es donde tú obtienes mayores beneficios.

Cuarta etapa es la depresión: Es una depresión reactiva ya que reaccionas con depresión porque perdiste algo, no es una depresión química no necesitas medicamentos. Por lo tanto tú tienes lo que se necesita para enfrentar esa depresión. Para enfrentar esto necesitamos fe y no precisamente hablamos de la religión sino entendida desde las cosas pasan como tienen que pasar, no como yo quisiera que pasaran, hay un orden.

¿Tú crees que Dios te manda un reto con al que no puedas enfrentar?

La creación es perfecta, tenemos que confiar.

Ejemplo: Vemos a un deportista que entrega todo, en el momento en que está compitiendo no está pensando… si me fracturo o si me rompo un hueso mientras compito.

No  piensa así porque si pensará esto mientras compite, lo haría con miedo. Así hacemos en la vida, ¿por qué crees que no tienes los elementos suficientes? Tienes que confiar que lo que sea que te vaya a pasar tu lo puedes enfrentar.

Aceptación: Esta parte es maravillosa, ya que aceptación no es lo mismo que resignación. Resignación es de brazos cruzados, la aceptación es de brazos abiertos.

En vez de pelearte con lo que pase, tener una postura proactiva.

Cada día es una página en blanco, ¿por qué copio la plana del día anterior si puedo escribir algo nuevo?

Losers make excuses, winners make a way.

La felicidad no es un lugar al que llegas, es un trabajo que haces.

No importa lo que te pase, tú no pierdes tu valor.

Fuentes de información:

Gaby Pérez Islas