Tags

, , , , , , ,

La responsabilidad es un músculo que necesitas ejercitar todos los días, no se trata solamente de levantarse temprano, o de ser trabajador y estudioso. Primero debemos establecer un objetivo y preguntarnos ¿por qué estamos haciendo las cosas? ¿Qué nos motiva? Dejemos de preguntar o de creer que el éxito está al alcance de algunos pocos. El éxito es algo que todos pueden lograr, no es un cuento de hadas todos tenemos los ingredientes necesarios para crear nuestro camino al éxito.

Para comenzar el camino es necesario conocer el proceso de ganarse las cosas, más no limitar nuestro deseo de tener lo que más anhelamos simplemente trabajar por ello, así lo disfrutaremos más a comparación de que nos regalen las cosas, encontraremos un significado a  nuestro esfuerzo. No olvidemos el proceso de compartir ya que cuando uno se vuelve la causa de la felicidad de alguien más por ende uno tiende a recibir felicidad.

No te comportes como los demás quieren que lo hagas, no somos un títere aprendamos a escuchar y a observar lo que la gente nos puede aportar, más nunca perdamos la esencia de lo que somos, ya que todos somos únicos y diferentes.

Comprender que las cosas que valen la pena no son inmediatas, que insisto todo implica un esfuerzo y a que lo mejor está por venir. En caso de fallar no te lamentes, ya que caerse no es el problema, aprendamos a levantarnos y a ser agradecidos con las personas que están en tu camino y te ayudan a levantarte y si piensas que no hay nadie.Guarda silencio y escucha a tu corazón el te dará la mejor respuesta.

Encuentra tu pasión y tu razón de existir, no juguemos a ser perfectos a no mostrar nuestras debilidades, empieza a ser tu mismo y a entender que no podemos cambiar a nadie ni esperar que la gente cambie solo porque tú lo deseas. Podemos inspirar a la gente, ser un ejemplo y finalmente comprender que cuando yo cambio las cosas alrededor mío cambian.

Construyo de las piedras de mi camino un castillo

Fernanda Zhenea